Embarazo y parto

A veces no es fácil ser médico. Tienes que ver a mucha gente. Afortunado eres si los pacientes quieren que seas tú quien los veas. Pero ademas aunque te esfuerces, dentro de los altibajos que tiene la vida de todos, hay días en que tienes la sensación de que es imposible que todo el mundo salga contento. 

A veces, justo en esos días llegan palabras como estás. Son vitamina para el alma. 

Nacido en abril 

Recien nacido.jpeg

Hola Cristina,
Hoy me he acordado de ti, justo hace un año estaba en el paritorio esperando a que llegaras. Quería volver a darte las gracias por tu apoyo y ayuda no sólo en el parto sino durante todo el embarazo. Pasé tantos nervios y fui tan “Angustias” que si no llega a ser por ti creo que no hubiera podido disfrutar ni un solo segundo del embarazo. Siempre que iba a la consulta me tranquilizabas y me hacías tomarme las cosas de otro modo, hasta conseguía reírme de mis miedos irracionales.
Por eso aunque ya te lo agradecí en su momento, en una fecha señalada como es hoy quería volver a hacerlo.
Gracias por acompañarnos desde antes de quedarme embarazada, durante el embarazo y durante el parto.
Es una suerte encontrarse con profesionales como tú.
Gracias por ser como eres.
Un abrazo