Ciática en el embarazo: Prevención y tratamiento

 

La “ciática” correctamente llamada “ciatalgia”, es ese dolor lumbar que desciende por una de las extremidades inferiores. Es un dolor agudo e incapacitante, suele aparecer en la segunda mitad del embarazo, cuando la barriga obliga a la mama a adoptar posturas incorrectas.

 

Es la patología más frecuente en la segunda mitad del embarazo y afecta sobre todo a la pierna derecha, excepto a las zurdas, que les afecta mas a la izquierda.

 

Al crecer el utero y aumentar de peso, y de tamaño la embarazada tiende a impulsar la pelvis hacia delante para mantener el equilibrio utilizando posturas incorrectas. Estas posturas irritan la salida de este nervio en la espalda, y eso produce el dolor.

 

Este dolor aumenta en determinadas posiciones, sobre todo con la flexoextension de la rodilla y del pie.

Según como sea la postura habitual de la mujer previa al embarazo, su peso, si tiene alguna alteración vertebral o si ha padecido el dolor con anterioridad, sus posibilidades de sufrir el trastorno son mayores

 

 

PREVENCION

 

Se trata de fortalecer la musculatura de la espalda, para eso son valiosos los ejercicios como la natación, el yoga o el Pilates. Ojo con la natación, debemos de nadar sobre todo a espalda, y en ocasiones a crol. Es estilo de braza, no es adecuado en el embarazo, ya que favorece el aumento de la lordosis lumbar (curvatura baja de la espalda) y eso potencia la irritación de las raíces nerviosas de la zona lumbosacra.

 

Es muy importante corregir los defectos posturales. De pie, intentar colocar la espalda estirada, la mirada al frente, y las dos piernas rectas. Sentada, comprobar que la cadera y la rodilla están a la misma altura, que los pies se apoyan rectos en el suelo, si es necesario, con ayuda de un taburete, y mejor con las piernas sin cruzar. Para dormir conviene utilizar un colchón más o menos rígido, que soporte bien el peso, y con una almohada que no nos obligue a angular el cuello. Una buena postura es de lado con las rodillas y las caderas semiflexionadas. Si te gusta dormir hacia arriba y aun te lo permite el temaño de la barriga, coloca un cojin bajo las rodillas.

 

Hay que evitar los zapatos con tacón demasiado alto o demasiado bajo que obligan a adoptar posturas forzadas para mantener el equilibrio.

 

 

TRATAMIENTO

 

Si el dolor ya esta instaurado, encontraras alivio con calor local, no dudes en darte un baño de agua caliente. Esto ayuda a relajar la musculatura y a descomprimir el nervio.

 

Algunas posturas del yoga te pueden ayudar en esta situación. Túmbate boca arriba con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo. Balancea un poco para colocar la zona lumbar pegada al suelo. Cuando lo hayas conseguido, levanta las rodillas y abrazalas con los brazos. Inspira, y al espirar acerca lo que puedas las rodillas al pecho. Toma aire de nuevo al relajar.

 

También ayuda el reposo, en postura antiálgica (que no duela), y los masajes adecuados ( mejor con aceite de enebro o de hipérico).

 

La manipulación quiropráctica es adecuada es estas situaciones.

 

Las medidas físicas son muy importantes, aunque puedes ser que necesites también medicación con complementos de vitamina B o con antiinflamatorios o miorelajantes.

Doctora Torrijo 

Obstetricia y Ginecología

Zaragoza 976 144 565

Política de Privacidad

© 2020 doctoratorrijo.es