Disfruta la lactancia

 

El nacimiento de un hijo/a es una experiencia para vivirla intensamente. Es importante que conozcáis los cambios que se producen durante todo el embarazo y os preparéis para la maternidad y la paternidad.


Podéis escoger el tipo de alimentación que queráis dar a vuestro bebé, pero antes debéis informaros y reflexionar sobre:


• Las ventajas de cada tipo de alimentación para decidiros por el más adecuado.
• La oportunidad de poder disfrutar de la lactancia materna, sabiendo que es el mejor alimento que podéis darle.
La lactancia materna supone grandes ventajas para la madre y el bebé.
• Es el mejor alimento para el recién nacido, porque contiene los nutrientes que necesita (ni pocos ni demasiados) y lo protege contra las infecciones, las alergias y otras enfermedades crónicas.
• Permite una estrecha relación entre madre y bebé.
• Mejora la recuperación de la madre después del parto y ayuda a eliminar grasas y a recobrar la silueta habitual.
• Disminuye, en la madre, el riesgo de tener anemia, osteoporosis y cáncer de mama o de ovario.


¡El apoyo de tu pareja y de otros miembros de la familia es importante en todo momento!


El bebé instintivamente sabe cómo agarrarse al pecho. Si no lo hace o creéis que no lo hace bien, pedid ayuda.
• El bebé tiene que estar de cara a la madre, con la boca abierta, gran parte de la areola dentro y la barbilla tocando el pecho. El pezón debe estar orientado al paladar del bebé. Has de adoptar la posición que te resulte más cómoda para amamantar. Es importante que su nariz y su ombligo estén alineados, es decir que lo giremos hacia la madre en bloque, no forzando el cuello, si no la deglución se dificulta mucho
Es importante que el recién nacido:
• Se alimente al menos cada 3 horas aproximadamente ( entre 2.30 y 4 hs), respetando si se puede la pausa nocturna, es decir, si el niño duerme durante la noche no hace falta despertarlo para su toma .
• Si el bebe lacta de forma continua durante unos 10 minutos. Aproximadamente en cada mama, se aprovecha ya del 90% de los nutrientes de esa toma. Dejarlos durante mucho rato en el pecho, hace que se relajen, pero la humedad de su boquita acaba por macerar el pezón, favoreciendo la aparición de grietas y dificultando una buena lactancia a largo plazo.
• Haga una ingesta suficiente de leche: esté relajado durante las tomas, orine y haga deposiciones frecuentes (3-4 al día) y aumente de peso. Ante cualquier duda, conviene llevarlo al centro de salud lo antes posible.


​Recomendaciones:
• No necesitas ningún tipo de preparación de los pechos.
• Una buena higiene diaria es suficiente. No hace falta que te laves los pechos después de cada toma ni que te pongas cremas o lociones específicas.
• Para evitar lesiones en el pezón lo mejor es asegurar una correcta posición del recién nacido en el pecho. Aunque al inicio de la toma (especialmente los primeros días) puedes notar sensaciones diferentes, éstas irán desapareciendo progresivamente y disfrutarás de la lactancia.
• Aliméntate de forma equilibrada y variada. Puedes comer de todo con moderación.
Recuerda….
• Todas las leches son buenas y todas las madres pueden dar el pecho. Si el bebe se agarra bien, la madre produce la cantidad de leche necesaria.
• Muy pocos medicamentos son incompatibles con la lactancia materna.
• Ante cualquier duda, tienes a tu lado a los/las profesionales de la salud que te ayudarán y te facilitarán que puedas disfrutar de la experiencia de amamantar a tu bebé.
• Cuando vuelvas al trabajo, puedes continuar dando de mamar.

Doctora Torrijo 

Obstetricia y Ginecología

Zaragoza 976 144 565

Política de Privacidad

© 2020 doctoratorrijo.es