Infecciones vaginales

¿Por qué aparecen las infecciones vaginales?

Las infecciones vaginales pueden aparecer por diversas causas, produciéndose en toda infección un desequilibrio de la flora vaginal normal.          
Los cambios hormonales, factores externos como medicamentos, antibióticos o anticonceptivos, la menopausia o el estrés pueden favorecer estos desequilibrios de la flora vaginal.
Cuando se produce un desequilibrio, algunos agentes infecciosos que están en pequeñas cantidades en la flora vaginal habitual pasan a tener una mayor presencia, apareciendo entonces los síntomas de la infección.


¿ Cómo se tratan las infecciones vaginales?
El tratamiento depende del tipo de infección que tengas: si es por Candida albicans, se tratará con un antimicótico; si es una vaginosis bacteriana, se deberá tratar con un antibiótico y si es por tricomonas, con un antiparasitario.
Es aconsejable acompañar el tratamiento farmacológico con un tratamiento adyuvante, para poder ayudar a restablecer y mantener el equilibrio de la flora vaginal.


¿ Por qué es importante recuperar el equilibrio de la flora vaginal?
Es importante recuperar el equilibrio de la flora vaginal para prevenir las infecciones recurrentes, un problema que se da con mucha frecuencia en las mujeres.
Existen diferentes tipos de tratamiento coadyuvantes; entre ellos están los geles vaginales con prebióticos. Los prebióticos son el alimento específico para las bacterias buenas, de modo que ayudan a restablecer y a mantener el equilibrio de la flora vaginal normal y disminuir las infecciones vaginales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


CONSEJOS PARA PREVENIR LAS INFECCIONES VAGINALES
• Evita la humedad en la zona vaginal.
• Utiliza bragas de algodón y evita el nailon o la licra, ya que el algodón ayuda a absorber la humedad y permite que circule el aire.
• Practica una higiene diaria correcta, usando un jabón que respete el pH vaginal.
• No realices lavados en el interior de la vagina ya que puede eliminar o desequilibrar la flora vaginal normal.
• Seca la vulva con un papel y hazlo desde delante hacia atrás.
• Utiliza preservativo en caso de que no tengas una pareja estable.
• No realices prácticas sexuales arriesgadas.
• Visita a tu ginecólogo si notas algún cambio en tu flujo vaginal, prurito, molestias perianales, quemazón o irritación en la zona vaginal.
• Haz tus revisiones ginecológicas 1 vez al año.

Doctora Torrijo 

Obstetricia y Ginecología

Zaragoza 976 144 565

Política de Privacidad

© 2020 doctoratorrijo.es