• Cristina Torrijo

Excesos y buenos propósitos de año nuevo

Claramente ha sido una Navidad distinta en las costumbres. Pero aun así seguro que hemos consumido más de lo habitual. Esta "tradición" poco saludable suele venir seguida de arrepentimiento y necesidad de soluciones rápidas.

La buena noticia es que los excesos de estos días, y los kilos recogidos suelen poderse perder con relativa facilidad. Eso sí seamos conscientes de que no se van a ir tan fácilmente como vinieron

La clave está en volver a las rutinas que nos llevaban por el camino de la salud.

  • Evitar el consumo de alcohol, que es el alimento con mayor índice calórico que existe

  • Recuperar hábitos nutricionales saludables. Cinco comidas al día, sustituyendo el azucar y las grasas por verduras y productos secos e integrales.

  • Consumir fruta de temporada, preferentemente en el almuerzo y la merienda

  • Ingesta abundante de agua.

  • Incluir en nuestra rutina diaria al menos 30 minutos de movimiento. No es necesario que sea ejercicio fatigoso, pero si constante en el tiempo.

  • Recuperar el ritmo de sueño es también clave para equilibrar el organismo.


Cuidado con las modas nutricionales y las dietas milagro. Todas tienen beneficios y efectos adversos pero es importante saber que no todas son para todas las personas. Analicemos las mas famosas:


DIETA MEDITERRANEA

Situada por la revista US News and World Report como la más recomendable del mundo. Supone una disminución del riesgo cardiovascular y previene ciertos tipos de cancer y de diabetes.


DIETA WEIGHT WATCHERS

Consiste en identificar los alimentos con un sistema de puntos segun el contenido de calorias, grasas, proteinas y azucares. Su objetivo es la pérdida de peso de forma saludable, y se aleja de las dietas milagro.


DIETA CETOGENICA

Baja ingesta de carbohidratos y alta en grasas, puede reducir el sobrepeso pero prolongada en el tiempo puede acarrear problemas como arritmias cardiacas o lesión hepática.


DIETA CETOTARIANA

Combinación de la cetogenica con la vegetariana. Es más flexible que la anterior y aumenta el número de alimentos permitidos, pero no existe suficiente literatura que evidencie sus beneficios a corto plazo.


AYUNO INTERMITENTE

Es tan simple como abstenerse de consumir alimentos durante un tiempo derterminado. Se le atribuyen beneficios como pa perdida de peso y la mejora del estado metabñolico, pero no puede realizarlo cualquier persona. Una mala aplicacion puede llevarnos a un efecto rebote a largo plazo.



Información cortesía de MSD


71 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo