• Cristina Torrijo

La inducción del parto reduce la mortalidad perinatal de madres primerizas mayores de 35 años




Una de las situaciones mas angustiosa en obstetricia es la muerte fetal anteparto. En esta situación una embarazada que está esperando ponerse de parto en cualquier momento, finalizar el embarazo y tener por fin su bebe, descubre que el corazón del niño ha dejado de latir. No hay consuelo posible. Los obstetras sabemos que esta situación es más frecuente de lo que parece.


Pues bien, al parecer, unos obstetras de Cambridge, han hecho un estudio con 80.000 mujeres, es decir, un estudio de cuyos resultados podemos sacar conclusiones.

En este trabajo han concluido que en mujeres mayores de 35 años, es mejor evitar la duración del embarazo más allá de la semana 41. Con el fin de minimizar las posibilidades de muerte fetal intrauterina que aumentan en embarazos prolongados, se propone ofrecer la posibilidad de estimular el parto en el momento en que se alcanza la fecha de parto esperada.


Estos investigadores dicen que esta forma de proceder evitaría un nacido muerto de cada 582 embarazos.


Hay que tener en cuenta que el estimulo del parto una semana antes, puede aumentar la tasa de cesáreas. Así pues es labor del médico informar y aconsejar y el de la embarazada decidir.


En mi opinión, hay pocas dudas al respecto. Llegada la fecha esperada de parto, es momento de ir buscando fecha para acabar el embarazo. Se debe probar un estimulo de parto, si no hay contraindicación, y si el parto acaba en cesárea, lo asumimos.

7 vistas

Doctora Torrijo 

Obstetricia y Ginecología

Zaragoza 976 144 565

Política de Privacidad

© 2020 doctoratorrijo.es